domingo, 28 de septiembre de 2008

Llegó la SECA

Intiyaco-Santa Fe. Sobran las palabras.

SANTA FE.- La tierra se resquebraja, el viento azota los pastos secos y los animales piden un poco de alivio; mientras los seres humanos sortean, día tras día, la falta de agua. La sequía está afectando a toda la provincia, las huellas se ven a simple vista y la situación no es de lo mejor.


Sin embargo, "esta realidad se revertiría en gran parte del territorio santafecino si se produjera una lluvia considerable -de 30 o 40 milímetros distribuidos uniformemente, aunque el Norte necesitaría un poco más- dentro de 10 días más o menos . De esta manera, "nos cambiaría la cara a todos y se lograría que los rendimientos finales de los cultivos y la implantación del futuro no se vean tan afectados , remarcó el director general de Análisis de la Producción Agropecuaria del Ministerio de la Producción de Santa Fe, Modesto Malvasio.


(Extraído de Diario La Nación - 28-09-08)

Yo me pregunto. ¿No hay nada que pueda hacerse más que esperar que llueva?
Este director de análisis ¿no tiene otro recurso más que sentarse a esperar que llueva? ¡No lo puedo creer!

Imágenes de la sequía en la Provincia de Córdoba.

Tengo que ser más justa y reconocer que sí se está haciendo algo. El gobierno provincial y los municipios están distribuyendo agua a la población, hospitales y escuelas. También se traslada la hacienda a otros campos. Pero el tema es que la sequía avanza y lo que se hace NO ALCANZA. Entonces, las declaraciones del Sr. Modesto de que se revertiría la situación si lloviera me parecen una burla.

La mayor sequía está en el cerebro de los que tienen que aprender a pensar para solucionar los problemas en vez de esperar que llueva!

3 comentarios:

Carlos Becerra dijo...

ACACIA...

Mas bien que hay otras cosas que hacer en cambio de esperar una abundante lluvia para salvar el campo argentino.

Existen un sinfín de políticas hídricas que habrían llevado una estabilidad de riego a todas las zonas de nuestra patria que hoy sufren la terrible sequía.

Estos planes de asistencia requieren de infraestructura, inversión y planeamiento serios, y es allí donde los gobiernos y el sector privado no han sabido nunca coincidir.

Argentina es básicamente una nación con grandes dotes para el agro y la ganadería, prueba de ello fue la posición que ocupaba Argentina hace ochenta años en el mercado internacional como abastecedor de alimentos y materias primas.

Pero, mi estimada ACACIA, los proyectos y la inversión nunca llegaron, así hoy tenemos un campo librado únicamente a la buenaventura de la lluvia...

Es que parece un chiste... y ahora que... la danza de la lluvia... o invocaremos al Dios de las tormentas para que con su sabiduría deje pleno el abastecimiento de agua en las planicies argentinas...

Lo dicho... lo del Sr. Modesto parece un chiste... pero de humor negro.

Tu post me pareció impecable !!!
Un cariño.

CarlosHugoBecerra.

Hetitor dijo...

Bueno, algo de èsto sè por mi laburo asì que aprovecho para comentar algo. Hay que tener en claro, que las sequìas prolongadas (como èsta nuestra)que abarcan zonas productivas grandes, son casi imposibles de contrarrestar en sus efectos, por màs paìz avanzado u organizado que se sea. La prueba es que en los EEUU, cuando hay sequìa, las pèrdidas de cultivos son significativas. En la pràctica real quiere decir que no en todas las zonas se puede hacer riego artificial (por la calidad del agua de napa) o no en todas hay vertientes de agua natural (rios,arroyos,lagunas) como para acercar aguadas y/o canales de riego. O sea siempre (hasta ahora al menos)estaremos atados en buena parte a sufrir efectos de sequìa. Coincido con el Sr Becerra en que Argentina carece desde la vuelta de la democracia, de gobiernos serios que planifiquen polìticas hìdricas que podrìan paliar en mucho, vastas zonas àridas o de sequìa. Por lo tanto la iniciativa queda sòlo en manos particulares o privadas, ya que son emprendimientos caros ( como el riego por aspersiòn donde se pueda)o inclusive la realizaciòn de simples pozos (como los vistos en TV estos dìas para llenar de agua de napa aunque sea para los animales). Esto que comento igualmente no salva el poco interès que suscita en el gobierno solucionar el abastecimiento de agua a las poblaciones tambièn afectadas. Pero ya sabemos, mejor es ver los Enanos en Tinelli, matàndose a las caìdas que camiones repletos de agua para todos.- En fin

ACACIA dijo...

Carlos: Gracias por tu comentario, siempre atinado. Sí, parece que lo único que podemos hacer es bailar la danza de la lluvia.

Hetitor: Muchas gracias por tu comentario. Sé que estás en el tema y tu perspectiva por ello es más que valiosa.
Y entiendo que es complicado implementar sistemas de riego. El tema de los cultivos es difícil, si no imposible, de paliar. Pero que los animales se mueran, o se pierda toda la calidad del ganado, por falta de agua es terrible porque sí creo que se podría ayudar con eso y evitarlo.
¿Es que es tan descabellado pensar en el transporte de agua desde zonas donde ésta abunda hacia las zonas necesitadas? Me doy cuenta que para ello hacen falta camiones, combustible, horas hombre para el transporte, etc. Pero, creo yo, el Estado es precisamente quien tiene el poder para utilizar los recursos como sea necesario para ayudar en la emergencia. ¿O no hay hombres y recursos físicos (camiones, transporte en general, agua, combustible, mano de obra ociosa) y dinero (¿y el superávit fiscal? ¿para qué?) que se puedan emplear en estos casos?
La lentitud en el accionar y en las respuestas ante una situación así - que ya tiene SEIS MESES! - es sencillamente una vergüenza.
Uh! perdón, me colgué. Se nota que el tema me saca, ¿no?

Gracias otra vez y que andes bien!

Acacia